En La Araucanía, nueve emprendedores indígenas de la Región Metropolitana compartieron con cinco cooperativas mapuche de diversos rubros, con el fin de conocer y explorar las experiencias y modelos de trabajo asociativo.

Se trató de la Primera Gira de Prospección organizada por la División de Asociatividad y Economía Social, en conjunto con Conadi, y que es parte del convenio de colaboración firmado entre estas entidades. La gira contempló la visita a las cooperativas Folil, Boroa, El Natre, Witraltumapu y We Mogen, donde los emprendedores, principalmente de los rubros artesanal y textil, recibieron recomendaciones para el buen manejo de la gestión, contabilidad y participación democrática de los socios.

Para la Jefa de la División de Asociatividad y Economía Social, Natalia León, “esta actividad nos permite seguir en la línea de fomentar el modelo cooperativo, en este caso, entre la población indígena urbana, con el fin de que también puedan replicarlo en sus comunidades. En La Araucanía contamos con ejemplos emblemáticos de innovación y desarrollo”.

Asimismo, la jefatura destacó que “el modelo cooperativo se ha instalado fuertemente en distintos sectores durante los últimos años, sobre todo entre nuestros pueblos originarios, porque es en los principios ancestrales de cooperación y solidaridad de los procesos productivos donde el cooperativismo encuentra mayor pertinencia”.

Por su parte, Corina Vásquez, emprendedora del pueblo Aymara que participó durante los cuatro días de gira, comentó que la experiencia “fue muy productiva, visitamos cinco cooperativas a través de las cuales pudimos ver los pro y contra que tuvieron para generar sus emprendimientos. Me voy muy contenta, con mucha información y cariño de estas Región”. Asimismo, indicó que “todo lo aprendido, lo vamos a aplicar en un emprendimiento que tenemos dentro de nuestra asociación compuesta por un grupo de mujeres que queremos emprender en el rubro turístico, a través de gastronomía y artesanía”.

En tanto, Adrián Cheuquepan, publicista y emprendedor mapuche de la RM, expresó lo positivo de la visita a las cooperativas indígenas: “La experiencia fue muy buena y enriquecedora, porque conocimos a personas que están siendo parte de este modelo, que es más horizontal y donde todos tienen una parte igualitaria del negocio”.

Finalmente, Judith Cañupan, de la cooperativa Geminur de Santiago, explicó que la experiencia le pareció “muy gratificante al ver cómo funcionan otras cooperativas que están formadas y que llevan años de experiencia. Esto confirma que las personas que están en cooperativas pueden salir adelante y que estas son sustentables”.

Convenio

La Gira de Prospección es parte de un convenio firmado entre la DAES y CONADI, que, según explica Fabiola García, de la Unidad de Desarrollo Indígena de Conadi Santiago, busca fomentar la asociatividad como modelo productivo entre emprendedores indígenas y fortalecer a las cooperativas como figuras jurídicas con pertinencia para los pueblos originarios: “Esperamos que los emprendedores conozcan y se lleven la experiencia en torno al buen manejo de la gestión, la participación de los socios y cómo un modelo de negocio asociativo es una gran forma de poder salir adelante con sus ideas”.

 Mira el siguiente video sobre la Gira