El pasado 30 de noviembre, la División de Asociatividad y Economía Social participó en el Seminario “Inclusión, Asociatividad y Cooperativa”, actividad realizada en Puerto Montt en el marco del Programa Fondo IDEA de Fosis, cuyo objetivo es apoyar la reinserción laboral de personas que están cumpliendo condena.

El Programa, realizado en conjunto con Gendarmería de Chile, busca implementar una cooperativa que beneficiará a 10 reos de la Cárcel de Osorno y sus familiares, quienes actualmente participan del Fondo Esperanza, y desarrollan un oficio dentro del penal.

Durante el Seminario, Carmen Cavieres, profesional del área de fomento de la DAES, realizó una charla sobre asociatividad y cooperativismo, explicando la evolución del sector y el trabajo desarrollado desde la División, además de detallar los instrumentos disponibles y los procedimientos de constitución legal de una cooperativa. Asimismo, hizo hincapié en cómo el modelo cooperativo puede ser una importante herramienta de reinserción, gracias a su marcado sello social que es inclusivo por definición.

Caso

Durante el seminario también participó Marcelo Vera, fundador de la primera cooperativa de trabajo constituida dentro de una unidad penal en Argentina, y la segunda en toda Latinoamérica. El actual presidente de la entidad entregó el testimonio de K-brones, cooperativa creada a partir de un grupo de internos hace cerca de seis años, con el apoyo de la Federación de Cooperativas de Trabajo de la República Argentina (Fecootra). En la oportunidad, Vera comentó que “somos nosotros los internos quienes tenemos que tomar la iniciativa y mostrar que somos productivos, que podemos formar nuestras cadenas de producción, y que podemos cambiar. Hay mucho potencial dentro de las unidades penales”.

Cooperativismo y reinserción

La Jefa de la División de Asociatividad y Economía Social, Natalia León, señaló que el trabajo desarrollado por Fosis se suma a una de las líneas que contempla la política pública de reinserción social que acaba de lanzar el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, donde en una de sus aristas considera el fomento al microemprendimiento dentro de las unidades penales, destacando la figura de la cooperativa como una alternativa para apoyar la reinserción laboral: “Una cooperativa de trabajo es una alternativa absolutamente viable para la reinserción efectiva de quienes cumplen condena, y esto no solo porque les permite comenzar a ser productivos económica y socialmente, y, con ello, evitar la reincidencia una vez fuera del sistema carcelario, sino también porque el cooperativismo trae consigo una serie de valores, basados en la asociatividad y el trabajo por el bien común, que posibilita a estas personas volver a generar vínculos profundos con la sociedad”.