La instancia realizada entre el 2 y 3 de noviembre en Valparaíso, congregó a más de 30 cooperativas culturales de distintas regiones del país.

Como parte de la segunda jornada del II Encuentro Internacional sobre Cooperativas en Cultura, la División de Asociatividad y Economía Social participó con una charla y taller prácticos, con el fin de dar a conocer los instrumentos públicos e iniciativas para el fomento del cooperativismo en el país.

En la oportunidad, la Jefa del área de Fomento y Oferta Pública de la DAES, María Cristina Alcántara, dio a conocer los instrumentos públicos dirigidos al sector, y el trabajo realizado para el fortalecimiento de una política pública pertinente: “Nos hemos dedicado arduamente a eliminar las brechas del sector y a trabajar articulando a los servicios públicos de distintos sectores para dar respuesta a los requerimientos y necesidades de las cooperativas, pensando en estas como entidades económicas que cuentan con características específicas”. Asimismo, Alcántara recalcó el importante auge vivido por el cooperativismo, especialmente entre las nuevas generaciones: “Los jóvenes están encontrando en este modelo una opción económica acorde a sus modos de accionar, por lo tanto, debemos trabajar para tener una oferta adecuada a esta nueva demanda”.

También durante la segunda jornada del encuentro, organizado por la Asociación Cultural Tramados y la Cooperativa de Trabajo SMart Chile, participaron representantes de servicios públicos que actualmente disponen de herramientas dirigidas a cooperativas, como la Secretaria Ejecutiva del Comité Interministerial del Plan Nacional de Fomento de Economía Creativa, Sofía Lobos; la encargada del Programa de Fortalecimiento Gremial de Sercotec Valparaíso, Evelyn Canepa, y la Coordinadora Ejecutiva de la Dirección Regional de ChileCompra, María Angélica Salinas, quienes expusieron sobre los instrumentos disponibles, los programas que incluyen al sector y las posibilidades de oferta de servicios de cooperativas al Estado a través de Mercado Público.

Durante la tarde, también se desarrolló una Mesa de Diálogo entre cooperativas culturales, y un ciclo de clínicas, donde destacó el taller “Proceso de constitución cooperativa”, realizado por el profesional de fomento de la DAES, Cristian Pérez. A través de una metodología lúdica y cercana, el taller buscó profundizar no solo en los procesos de formalización de estas entidades, sino también en la importancia de la gobernanza de sus órganos democráticos, y en buscar el logro de su principal objetivo: mejorar la calidad de vida de los socios y su comunidad.

Reflexionar colectivamente

Kika Valdés, socia fundadora de la Corporación Cultural Tramados y directora de la Región Metropolitana de la cooperativa de trabajo SMart Chile, indicó que este año el II Encuentro buscó conocer experiencias no solo en el ámbito de cultura, sino también de cooperativas de consumo y de vivienda. La instancia, según dijo, que reunió también a cooperativas argentinas, entregó a los asistentes la oportunidad para reflexionar sobre las ventajas del trabajo colaborativo, la diferencia entre un emprendimiento individual y uno colectivo, y cómo el modelo cooperativo es una potente herramienta para fortalecer a los trabajadores: “Pudimos abrirnos al ecosistema de la economía social, y fue una instancia de aprendizaje para reunir reflexiones colectivas y aprender de la experiencia internacional”. Asimismo, Valdés se refirió al creciente aumento de cooperativas en el sector y comentó que, si bien no es fácil crear una cooperativa debido a la responsabilidad que esta implica, “hoy estamos contentos de ser parte de una vanguardia que debe ser bien pensada. Queremos cambiar el modelo, porque creemos en lo colectivo y esta es una bandera que todos los cooperativizados llevamos”.

Cooperativas

Durante la primera jornada del Encuentro de Cooperativas en Cultura, se buscó la articulación entre organizaciones de la Economía Social y Solidaria, posibilitando la discusión y diálogo entre distintas entidades que viajaron desde diferentes regiones hasta Valparaíso.

Según Kika Valdés, una de las cooperativas expositoras más destacadas fue Aldea Elquina, entidad constituida en 2016 en la ciudad de Vicuña, Región de Coquimbo, que congrega a un grupo de 16 artesanos y productores locales unidos en un espacio común, donde venden y fabrican sus productos. Su presidenta, Claudia Jeldes, señaló que ser cooperativa “nos ha permitido trabajar colaborativamente por un fin común. Hoy nos organizamos de una forma distintas para mejorar nuestra calidad de vida y producción”. Jeldes agregó que el II Encuentro ha sido una importante instancia para intercambiar experiencias: “Ha sido muy grato ver la convocatoria y darnos cuenta de que hay mucha gente interesada en generar movimientos sociales”.

También proveniente desde Punta Arenas, la Cooperativa Kaudal Cultural expuso sobre su proceso pre-cooperativo. Verónica Garrido, comentó que durante 2017 los 11 miembros asociados –todos provenientes de diversas áreas, como arte, diseño, comunicaciones, derecho e ingeniería- han vivido un importante proceso que culmina con la participación en este encuentro: “Viajamos desde Punta Arenas para aprender y vincularnos con personas del mundo cooperativo. Ha sido un proceso muy enriquecedor y hoy día estamos ad portas de firmar nuestros estatutos. El encuentro es el broche de oro de este ciclo”.